Una escuela que te permita soñar.

Ya ni me acordaba del tiempo que hacía que no me tiraba una semana con gripe y sin salir de casa. Casi todos los años me libraba de pillarla, pero este no he tenido tanta suerte. Lo único que la fiebre y el catarro me han permitido hacer estos días es aburrirme y darle vueltas a la cabeza. Por suerte, he podido ido avanzando con algunas lecturas que tenía atrasadas y que estaba deseando hincarles el diente. Una de ellas es esta: “Deja de robar sueños” de Seth Godin.

descarga

Este hombre es, algo así, como el Gurú del Marketing y es sin duda el bloguero que más me gusta, por el contenido, su estilo y la brevedad de sus post. En apenas 200 o 300 palabras es capaz de contar historias, transmitir ideas y llegarte muy adentro. Es un  auténtico maquinon, lo que hace es dificilísimo.

Para mi fue una grata sorpresa toparme con este libro. Para empezar porque es GRATIS 😉 (De hecho, si pincháis en la portada lo podéis leer o guardar) y después porque me interesa mucho conocer opiniones y propuestas, sobre el sistema educativo, de personas relevantes que no pertenecen, estrictamente, al entorno escolar.

Siempre he creído que en este campo es fundamental  la pluralidad de enfoques para evitar la endogamía  y  poder darle un nuevo aire a los viejos problemas de siempre, que no acabamos de encontrarles solución.

En este librito de poco menos de 100 páginas vas a encontrar un acertado análisis y sabrosímas reflexiones sobre el papel que está jugando y que debería jugar la escuela de hoy. Una escuela que, lejos de reproducir fórmulas pensadas para el S. XIX, debería rediseñarse para educar a Ciudadanos/as capaces de responder a los problemas y necesidades del S.XXI. Voy a repasar contigo alguna de esas ideas:

 
Si haces un trabajo donde alguien te dice exactamente lo que tienes que hacer, este alguien encontrará otra persona más barata que tú para que lo haga.

En EEUU la escuela pública nació en 1918 con una idea muy concreta: un niño educado se convertiría en un trabajador más productivo y acatado. Un plan organizado que pretendía cambiar los salarios bajos a corto plazo de los niños por una productividad a más largo plazo, haciendo que estos empezaran, desde pequeños, a entender la ventaja de hacer lo que se le dice. Cien años después, la cosa no parece haber cambiado demasiado. Es muy preocupante que el sistema educativo actual (al menos a este lado del continente) siga invirtiendo, cada año, ingentes cantidades de dinero (¡cada vez menos, por cierto!) para alimentar un sistema que produzca miles de obreros entrenados para trabajar como en el S.XIX. Evidentemente hay honrrosas excepciones, pero son pocas o caras o muy exclusivas.

Llevamos un par de semanas que estoy viendo muchas noticias en telediarios y periódicos que hablan sobre los “Millennials” o “Generación Y”. Son los jóvenes nacidos entre los 80’s y 90’s y que por lo visto son el recopetín. Algo así como jóvenes emocionalmente maduros, creativos, super-tecnológicos… ¡Vamos que les falta levitar!. Yo no me considero un experto en sociología, pero desde luego, vivo en el mundo y me relaciono con jóvenes de esa edad. Por mi experiencia, se ajustan a ese estándar como un huevo a una castaña.

Tú crees que los jóvenes de esta edad, están preparados para “vivir de lo que les apasiona, están abiertos al cambio, tienen control sobre su vida, están preparados para desarrollar nuevas ideas y proyectos, son emprendedores, etc.”. De los que yo conozco muy poquitos o ninguno.

A mi, con esto de los “Millenials” me pasa lo mismo que con la “recuperación económica”. Por mucho que me lo repitan no termino de creérmelo. No intento decir que los chavales de esta edad sean “limitados”, al revés, creo que tienen un potencial altísimo, pero como mi generación y las anteriores han sido programados para obedecer y no para crear.

Leía el otro día, un artículo de J.M Bolivar, dónde hacía un repaso de las diez cualidades profesionales que considera indispensables para el S.XXI. El artículo está muy bien escrito y es bastante interesante (ahí te lo enlazo). Léelo y piensa en 10 jóvenes que conozcas. Ahora, sé sincero/a y piensa cuántos de ellos/as se ajustan a ese perfil. Me juego lo que quieras que no más de un 20 o 30 por ciento ¡como mucho!.

Hay un gran abismo entre los contenidos, los métodos, las competencias y los valores que la escuela está transmitiendo y lo que la sociedad y el mercado del S.XXI está demandando. Mi hermano tiene 48 años, yo 38, mi sobrino mayor 16 y la mediana 10, en esencia, no hay gran diferencia en la educación que hemos recibido cada uno. Seguimos estudiando prácticamente lo mismo, con libros similares, con métodos casi calcados, haciendo los mismos exámenes inútiles… y con el mismo fatídico mensaje: “El el fondo, lo que cuenta es el aprobado”.

ELROTO_OBDC_2

Posiblemente, hoy tengan pizarras digitales, le cuelguen los deberes en Dropbox o Google drive o el cole tenga una plataforma Moodle donde pueden entregar sus trabajos y ver algunos videos. Si, no está mal, pero esa no es la madre del borrego. En estos 30 últimos años, el mundo ha cambiado más que en los 200 anteriores. Ahora se exigen profesionales creativos, que tomen decisiones, autónomos, personas emocionalmente maduras, capaces de adaptarse a los cambios, curiosas… ¿ De verdad, crees que la escuela está dando respuesta a esta necesidad?.

 
¿Vamos a aplaudir, empujar o permitir que nuestras escuelas (incluyendo la mayoría de las privadas) continúen con la estrategia segura pero inebitablemente condenada de producir obreros de fábrica previsibles y mediocres?.

La escuela tiene una función básica que es crear una sociedad altamente coordinada, mejorar la civilización y educar a las personas para que sean capaces de ser autónomas y tomar sus propias decisiones consecuentemente y en libertad. ¿Crees que el currículo que enseñamos contribuye a ese fin?. ¡Ni de co*a!, ya te lo digo yo 😉 . Ahora cabe otra pregunta, si sabemos que ese es el camino ¿Porque llevamos más de 100 años haciendo lo mismo?.

La cultura cambia para ajustarse a la economía, no al contrario. La economía necesitaba una institución que creara trabajadores acatados, así que la creamos. Las fábricas no nacieron porque había escuelas, las escuelas nacieron porque había fábricas“. Estoy absolutamente de acuerdo con Seth Godin, pero hay un pequeño matiz que no termino de entender y es que, si en el S.XIX adaptaron las escuelas a las necesidades de la economía, ahora que nos están  jo**endo todo el día con que las necesidades son absolutamente las contrarias, ¿porque no se adoptan medidas y se redefine la escuela para crear personas autónomas, libres, creativas y con capacidad crítica?.

En mi ignorancia, sólo le me ocurren dos posibilidades. O nos están mintiendo y realmente se necesita una gran masa de trabajadores obedientes y fácilmente sustituibles y sólo una pequeña élite sufientemente preparada que siga manejando el cotarro, o nuestras autoridades son bastante inútiles. Cualquiera de los dos escenarios es bastante deprimente. Pensándolo bien, queda una tercera vía, muy socorrida, que es echarle la culpa al maestro/a que entre que trabaja poco, es muy vago y cobra mucho. Matando al mensajero, solucionamos el problema.

Podría hablar mil horas sobre este tema, pero entre el nombrecito del blog y el contenido del artículo, corro el riesgo de que me chapen el chiringuito… jajajaja. En serio, te recomiendo que leas el libro, es muy ameno y aporta mogollón de reflexiones interesantes.

Me quiero despedir con una frase que me dejó impactado y que llevo un par de días dándole vueltas. Piénsala y en los comentarios me cuentas qué te parece 😉 .

 
La razón por la que tanta gente crece con la idea de acabar buscando empleo es que la economía ha necesitado personas que crecieran para buscar empleo. Los empleos se inventaron antes que se inventaran los empleados.

 

firmablogtranss

sitehagustadopcomparte

¿Te ha gustado el post?
¡SUSCRÍBETE y recibe nuestra NEWSLETTER con las novedades del blog y contenidos exclusivos!
The following two tabs change content below.
Víctor Manuel Blanco Gijón

Víctor Manuel Blanco Gijón

Diseño de Estrategias Educativas at eduhackers.org
Aprendiz de bloguero y apasionado de la educación. Mi misión es diseñar experiencias para que la gente aprenda lo que quiera aprender. Me encanta investigar sobre tecnologías vinculadas a nuevas formas de aprender y enseñar. Siempre en "fase Beta", disfruto experimentando. El "fracaso" no está en mi diccionario y contemplo mis errores como oportunidades de aprendizaje ;-)
Creative Commons License
Una escuela que te permita soñar. by Víctor Manuel Blanco Gijón is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial 4.0 Internacional